Notícies sobre la Reforma del Port Vell: quan l’Ajuntament diu que no sap res i que tot està per fer




















Una marina de lujo y ‘antipaparazzi’

El nuevo puerto de cinco estrellas en el Port Vell de Barcelona costará 25 millones de euros

La seguridad y privacidad de los yates son prioridades

El Consistorio dice que aún no tiene que pronunciarse sobre el proyecto

Crear una marina emblemática que compita como puerto de amarre con las mejores del mundo, una suerte de West Palm Beach (Florida, E.U.) en el corazón de Barcelona con grandes yates que tengan hasta donde aparcar los carritos de golf. Estos son algunos de los objetivos que se marcaron los arquitectos del proyecto de la nueva marina del Port Vell, que impulsa el grupo inversor inglés Salamanca Investment. Las reformas costarán 25 millones de euros. El puerto dará albergue a 150 embarcaciones de hasta 168 metros de eslora y, según los promotores, estará listo este otoño. El proyecto está en exposición pública desde hace una semana, cuando fue publicado en el Boletín Oficial del Estado(BOE).

 El diseño fue encargado en octubre al estudio barcelonés SCOB, de los arquitectos Sergi Carulla y Óscar Blasco. Según su página de Internet, ya reformaron el paseo del Carme, en Vilanova i la Geltrú (Garraf), y la zona exterior de la sala VIP del Palau Sant Jordi. El proyecto de la marina incluye la construcción de cuatro edificios de dos plantas: una nueva recepción que albergaría las instalaciones para los tripulantes; un edificio con servicios para los pequeños yates; una casa club con spa y piscina; un restaurante de lujo, y una zona de tratamiento de residuos. Esto obligará a “realizar nuevas construcciones en forma de plataformas en el espacio existente sobre agua”, que sumarían 11.000 metros cuadrados adicionales. Estos trabajos de infraestructura marítima costarán 15,7 millones. Los equipamientos y el paisajismo, 9,3 millones.El proyecto fue presentado por primera vez en la feria del yate en Mónaco, en septiembre

Recreación del nuevo puerto de lujo.

La idea de lujo exquisito y de privacidad recorre el proyecto, en el que no hay previsiones sobre el precio de los amarres o un posible impacto en el barrio de la Barceloneta. “Cabe la posibilidad de ubicar en esta entrada la aledaña al restaurante Barceloneta un punto más discreto para los armadores e invitados que deseen salir o entrar de la marina alejados de la mirada del público”, dice el texto. La reja que rodea el recinto sería reemplazada por una “gran valla de seguridad de cristal transparente” que “puntualmente podrá ser intervenida con un vinilo adhesivo en zonas que precisen un mayor nivel de privacidad”. En este momento de la tramitación, el Ayuntamiento aún no tiene por qué pronunciarse sobre el proyecto. Sin embargo, el alcalde, Xavier Trias (CiU), se ha mostrado de acuerdo.

La marina tendrá áreas exclusivas para los grandes yates

Para la realización del proyecto, los arquitectos han realizado un estudio de mercado.Uno de los puertos a emular es la Rybovich Marina West Palm Beach, en Florida. “Se ofrecería un nivel de servicio e instalaciones acorde con lo mejor que ofrece la competencia. Además de ello y con el fin de elevar a la Marina Port Vell por encima de la competencia, se propone ofrecer servicios adicionales como un spagimnasio”, explica el texto.

Carulla y Blasco creen que los cuatro edificios de nueva construcción “pasarán prácticamente desapercibidos, camuflándose entre el color blanco de los grandes yates”. De noche, tendrán “iluminación escenográfica”, eso sí, proveída por energías renovables.

Los arquitectos proponen que la entrada principal de la marina se desplace al lado del Palau de Mar, donde ahora está la de peatones. Actualmente la epuerta principal está al final del paseo Joan de Borbó, cerca del restaurante Barceloneta. Con este cambio, argumentan, “el tráfico general de la marina y el trafico de vehículos y peatones en la zona de pequeños yates se puede separar de las zonas de amarre de los superyates, donde la seguridad tiene que ser mayor. Únicamente el tráfico autorizado podrá ir más alla de la marina de pequeños yates y acceder a las dos zonas de amarre de superyates”. La zona tendrá 25 cámaras de videovigilancia.

El proyecto en cifras

  • 25 millones de euros es el total del coste de la obra. Esto incluye 9,3 millones de la urbanización y 15,7 de las infraestructuras marinas.
  • 150 amarres es la capacidad que tendrá la nueva Marina del Port Vell. Hasta principios de este año podía albergar 413.
  • Barcos de hasta 138 metros de eslora podrían atracar en el nuevo puerto. La página web del proyecto dice que pueden ser de hasta 180 metros de eslora.
  • Cuatro de los ocho pantalanes actuales serán demolidos.

En la edificación de la nueva entrada, de 800 metros cuadrados, se construirían tres módulos: uno sería la recepción de la marina y el área de mantenimiento; el otro estaría ocupado por una salas de tripulación y club de capitanes y finalmente un área de servicio de lavandería y duchas para los propietarios de los barcos pequeños. También habrá una terraza exterior y una piscina. En uno de los vértices de la marina, se construirá elspa gimnasio, que tendrá 2.400 metros, dos plantas y costará 2 millones de euros.

El nuevo bar restaurante acabará con el local flotante de Luz de Gas. Tendrá un área total de 1000 metros cuadrados, contará con dos terrazas y estará abierto al público, que podrá acceder desde el Palau de Mar.

Finalmente, se propone que los locales de la actual torre de la marina también pueda ser alquilados. También se tendrían que construir zonas para el tratamiento de basuras. Según los arquitectos, se calcula que la marina produzca, con máxima ocupación, 75 metros cúbicos de basura al día. Por ello, dicha construcción “estará bien aislada, ventilada y posiblemente provista de aire acondicionado”.

Lo que en este momento se encuentra en exposición pública es el proyecto de la marina, un trámite competencia de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB). Por encontrarse en un sitio del ámbito ciudad puerto, la APB tendrá promover una modificación puntual del plan especial de la marina y que tendrá que ser aprobada definitivamente por la Comisión de Hábitat Urbano. Esta tramitación es similar a la que permitió el hotel W o la modificación del muelle de los pescadores.

En febrero, durante la conferencia anual con el alcalde de la ciudad que organiza el Colegio de Periodistas, Trias dio por sentado que la marina se hará: “generará riqueza y se convertirá en un eje económico del puerto. La cuestión es cómo se repartirá la riqueza que se generará”, aseguró. Todo un aviso a navegantes.

Notícia extreta de El País

Algunes fotos d’un projecte que només pots consultar in situ o pagar una còpia per més de 50€.

 

 

 

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s