Una casa para la memoria

El Plan de Barrios en la Barceloneta recupera la única finca que exhibe la arquitectura típica de la zona

CAMILO S. BAQUERO – Barcelona – 08/12/2011

La historia y el relato de la vida de barrio de la Barceloneta ya tienen un empaque para la memoria. Se trata de la Casa del Porró o, según el nombre que han escogido los vecinos, la Casa de la Barceloneta de 1761. Esta singular edificación, ubicada en el número 6 de la calle de Sant Carles, ya luce una nueva cara gracias a la inversión del Plan de Barrios aprobado en 2007 y que ahora encara su recta final. Ayer, la concejal de Ciutat Vella, Mercè Homs (CiU), presentó algunas de las obras finalizadas.
 La vivienda, original del siglo XVIII, fue salvada de la demodelora por el Ayuntamiento, a petición de los vecinos. Su destino era ser reducida a escombros para dar paso a un bloque de pisos. Desde el Consistorio se logró una permuta con la constructora dueña de la finca. A pesar de su mal estado, la casa tenía un gran valor arquitectónico. Exhibía el modelo de construcción que los militares eligieron para la zona, ganada al mar: dos pisos de poca altura, 70 metros cuadrados de planta, puerta y dos ventanas en el piso inferior y balcón y ventanas en el superior. (Véase EL PAÍS de 14/02/2011.) Hoy, tras 447.277 euros de inversión, el Porró luce una nueva cara, con dos espacios diáfanos unidos por un ascensor.

Históricamente los vecinos habían pedido que el local albergaran un centro cultural para “la interpretación histórica del barrio”. Ayer, la concejal Homs confirmó que será “un equipamiento de promoción para explicar el barrio desde sus inicios hasta el día de hoy”. El modelo de gestión y las actividades aún se están debatidos en el seno de una comisión conformada por la Oficina Técnica del Plan de Barrios.

Para la Asociación de Vecinos de L’Òstia, una de los participantes, lo más importante es que allí se dé cobijo al archivo de la Barceloneta. “El espacio es reducido, por ello hay que optar por la digitalización del material del archivo, y eso necesita inversión”, explicó la líder vecinal Gala Pin. Sin embargo, no son muy partidarios de la autogestión del local y proponen que la asuma la biblioteca próxima. Tampoco les gustan mucho los tonos pastel que han escogido los arquitectos. “¿Estamos seguros de que era así?”, ironizó Pin.

La inversión total del Plan de Barrios es de 16 millones de euros. Otras de las obras acabadas son la restauración de la fuente dedicada a Carmen Amaya, la renovación de tres plazas y la peatonalización de la calle de Andrea Dòria. Desde L’Òstia valoran estos resultados, aunque recuerdan una reivindicación pendiente: la entrega al barrio del edificio de la Cooperativa Popular Obrera El Siglo XX.

Notícia extreta de El Pais

Un pensament sobre “Una casa para la memoria

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s